Chimichurri casero

Dentro de los platos principales de la gastronomía argentina, siempre destacamos el asado. Para completar este manjar, nada mejor que acompañar la carne con un sabroso chimichurri.

El tradicional chimichurri casero argentino consiste en una salsa donde los ingredientes principales son orégano, perejil, ajo, vinagre, ají molido y sal. Se utiliza para acompañar carnes y de esta forma se incrementan los sabores del plato.

En el caso de las personas vegetarianas, el chimichurri puede utilizarse como un aderezo para ensaladas.

Para los que prefieren el pescado y las aves, también pueden utilizarlo como una salsa que acompañe.

La preparación del chimichurri se puede hacer en un recipiente pequeño o en una botella un poco más grande. Es importante prepararlo unos días antes para que los sabores picantes sean más intensos.

Es recomendable mantenerlo en la heladera o en un ambiente fresco. De esta manera es más segura su conservación.

Receta para un recipiente del tamaño de una taza

  • 1 cucharada de orégano seco
  • 1 cucharada de ajo picado
  • ½ taza de aceite
  • 2 cucharadas soperas de vinagre de vino
  • ¼ de perejil fresco picado
  • ½ taza de aceite
  • 1 cucharada de pimienta negra molida
  • 1 cucharadita de sal

Preparación del Chimichurri casero

Colocar los ingredientes secos en un bowl. Agregar el vinagre de vino y el aceite. Mezclar todos los ingredientes. Dejar reposar unas horas antes de utilizar.

En el caso de utilizar un recipiente más grande, aumentar las cantidades en la misma proporción.

¿De dónde surge el chimichurri?

En el siglo XIX, un comerciante inglés llamado Jimmy Curry llega a la Argentina con la finalidad de exportar carne al Reino Unido.

Para agasajarlo le prepararon un rico asado en una estancia. Como modo de agradecimiento el Sr Curry pidió algunas especias y preparo una salsa para acompañar el asado. Es su honor decidieron llamar a la preparación “chimichurri” apelando a la fonética similar del nombre.

 


A %d blogueros les gusta esto: